Miguel Prados, un profesional que deja huella.

Como persona y como profesional. Nos ha abandonado cuando iba a asistir a las Jornadas de Informática Sanitaria en Andalucía que son el desarrollo de una iniciativa suya hace ya unos cuantos años.

 

Quiero dejar esta nota personal desde el cariño y la admiración que he sentido hacia él desde que lo conocí en un evento profesional en Sierra Nevada, al poco de empezar a trabajar en Data General.

Cuando en dicha compañía me pidieron que abriese una línea de negocio en Sanidad, lo primero que hice fue mirar a nuestra experiencia como multinacional en EEUU, en donde un tercio de nuestros ingresos venían de ese sector. Contacté con una importante empresa multinacional de soluciones sanitarias con quien se trabajaba a tope en ese mercado y elegantemente me dijeron que el tamaño del mercado español de entonces no justificaba ningún esfuerzo ligado a la personalización a España en procedimientos e idioma.

Con ese planteamiento, decidí explorar con las dos referencias que teníamos en hospitales en Data General a finales de los ochenta y fue una gran sorpresa encontrar a Miguel y lo que tenía instalado en el Hospital Universitario San Cecilio, de la mano de la Universidad de Granada. Para mi sorpresa había todo un HIS y un ERP desarrollado por su equipo sobre tecnología Oracle (luego me enteré que fue el segundo cliente español de Oracle).

La mayor sorpresa, sin embargo, fue la personalidad de Miguel con quien congenié desde el principio ya que era una persona innovadora, sin miedo a las barreras, franca en el trato y de confianza en los acuerdos. Para ser sincero, lo único que nos separaba era su pasión por el tabaco.

Juntos nos ilusionamos con la idea de cooperar para crear soluciones sanitarias que pudiesen potenciar los servicios de su hospital y generar un software que pudiese ser compartido con otros hospitales en el árido panorama nacional. Con nuestras ganas, nuestra creencia en el éxito, muchas horas de trabajo y la colaboración de nuestros jefes que cuando les hablábamos de un acuerdo en base a una ley llamada LOU (que ignoro si sigue en vigor) creyeron en nosotros, sacamos adelante una iniciativa que era un gran reto.

Debo de decir que yo, por entonces, sabía de los hospitales poco más de que su señal de tráfico era una H. Miguel fue mi maestro y yo un gran alumno, ávido de absorber conocimientos. Pasamos muchas horas debatiendo la planificación del proyecto, hablando con los profesionales, diseñando las funcionalidades y encontrando puntos de encuentro entre su prioridad en su hospital y mi enfoque a una visión global.

Dentro del acuerdo, una parte que sé que ambos valorábamos muchísimo fue un programa de becas para recién graduados del que han salido más de veinte brillantes profesionales que están nutriendo el mundo de las TIC en sanidad o se incorporaron a Data General y de ahí han desarrollado una carrera de éxito en el mundo de las TIC.

Cuando estando en su despacho, vi varias veces cómo jefes de servicios venían a reclamar que ellos también querían que se les implantase Archimed, un proyecto de historia clínica electrónica que nació de este acuerdo (¡hablo de la primera mitad de los 90!), me di cuenta que algo bueno y muy orientado a los usuarios estaba en marcha, pese a las incomprensiones o parones que los cambios de gerentes producían.

Como también era cliente nuestro, cuando surgían problemas debo de reconocer su asertividad, su exigencia orientada a la solución y mesura en las críticas. Nunca una mala palabra ni una salida de tono, lo que es de agradecer porque ayudaba mucho a encontrar soluciones.

He aprendido mucho de Miguel en lo personal y en lo profesional. La vida y las empresas serían mucho mejores si hubiera muchos Migueles.

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

Imagina un mundo diferente

Imagina un país en que el dios no fuese el dinero. En que la riqueza proviniese de la economía real y en el que una capacidad de riqueza muy apetecible para muchos países se repartiera más equitativamente.

Hace unos días tuve ocasión de ver un programa titulado “La isla del dinero” en el que contaban cómo Ibiza era una máquina de producir dinero (sobre todo para algunos). Lo miré con atención porque hace unos cuatro años tuve ocasión de visitar fugazmente la parte oriental y norte de la isla, la menos turística, y me enamoró.

Hotel-junto a acueducto 2

Un bien cultural sin protección

Comentando el tema con una amiga que tiene casa a menos de quinientos metros del hotel en el que me alojé me comentó la historia del acueducto de s’Argamassa. ¡Pero si tuve día y medio de turismo y no me enteré de su existencia, estando a tres minutos del acueducto!.

SONY DSC

El acueducto entrando en el mar

Desgraciadamente los posiblemente los antiguos moradores de la isla y luego los romanos del siglo I no pensaban en el turismo e hicieron una canalización tosca con roca de la zona desde una colina con manantiales en donde recogían el agua que bajaba hasta la costa a donde llegaba con más de dos metros de altura sobre el nivel del mar y se bifurcaba para rellenar con agua dulce los cántaros de las naves que partiendo de Gades (Cádiz) se dirigían al mediterráneo más oriental.

Hotel sobre el acueducto

Aprovechando la piedra

En la parte alta del acueducto hay un yacimiento tardo-púnico y romano, con restos de una calzada romana. En el año 1973 se declaró protegido como un Monumento Histórico Artístico. Posteriores excavaciones descubrieron ocultos mensajes en forma de industria donde se hacían salazones de pescado, se fabricaba púrpura real, y las almadrabas de atunes… Todavía hay muchos secretos por descubrir ya que la isla se hunde unos 2 mm al año y en más de 2.000 años la parte cercana al mar ha quedado engullida por él. Aún se apercian vestigios a simple vista.

acueducto_en_el_mar

Restos visibles en el mar

Mi amiga llegó a la isla de turismo y se asentó en ella hace unos siete años y a poco de estrenar su casa, dando un paseo a su perro descubrió un extraño muro oculto por la maleza. Tras empezar a investigar descubrió que era un acueducto, del que nadie se daba por enterado.

Declaracion_BIC

Declaración BIC con 25m de protección

Interesante, ¿verdad?. Pero los romanos no tenían visión de futuro y dejaron algo que no luce como el acueducto de Segovia, por citar un foco turístico de primer nivel.  Y claro, si no da dinero, no sirve. El hecho de que hace unos 14 años haya sido declarado Bien de Interés Cultural con 25m de protección y recibido fondos para su conservación de unos 2 millones de euros desde 1998, es una nimiedad comparado con la posibilidad de construir lo que se tercie y mantenerlo en estado semi-ruinoso, cuando no ser derribado o incorporado a un hotel.

Permuta

Permuta bastante curiosa

La historia que me contó es truculenta y sospechosa de cómo en aras de la riqueza las autoridades hacen la vista gorda, como mínimo, ante una serie de desmanes urbanísticos. La pasta es la pasta y, total, por unas piedras

Afortunadamente hay quien no se rinde, funda la asociación RASAR y se mueve. El tema llega al juzgado y empiezan a pasar cosas. ¿Quedará algo del acueducto cuando la juez dicte sentencia?. La isla (¿el país?) del dinero…..

En imágenes el documento de declaración de Bien de Interés Cultural y varios artículos de prensa con fotos esclarecedoras.

Publicado en Compartiendo, general, Personal | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

Adaptación de un portal WP a la normativa de cookies

Para ayudar a cumplir la normativa europea sobre Cookies en vigor desde mayo de 2012 cuando usas portales basados en WordPress hospedados en tu servicio deberías de incluir alguno de los plugins ad-hoc disponibles. Según mi abogado especialista en estosLegislación europea sobre cookies temas aunque casi nadie lo haga, un simple blog exige el cumplimiento de esa normativa.

Yo he probado varios plugins sin éxito y ahora estoy probando Cookie Control y es el que más me está convenciendo.  Con eso cumplirías la parte de aviso  y te ayudará a la gestión de las cookies. La otra parte es poder saber qué cookies realmente estás utilizando y ahí he salido adelante gracias a AyudaWordPress y, en concreto dos enlaces:

http://ayudawordpress.com/crea-un-plugin-para-liberar-el-fichero-functions-php/ y

http://ayudawordpress.com/cookies-wordpress-y-legislacion/

He actuado de la forma que explico a continuación y he conseguido saber qué cookies realmente tengo. El resultado que muestro aquí es el caso concreto de un WP que tengo de prueba. No quiere decir que siempre sean esos y sólo esos:

  1. En el directorio wp-content/plugins crear un fichero funciones.php.
  2. Editar ese fichero con un editor con el siguiente contenido:

<?php

  /*

               Plugin Name: Funciones

               Plugin URI: http://ayudawordpress.com/

               Version: 1.0

               Author: Fernando Tellado

               Author URI: http://tellado.es

               License: GPLv2 o posterior

               */

// Obtención de las cookies operativas

function get_cookies( $paras = ”, $content = ” ) { if ( strtolower( $paras[ 0 ] ) == ‘novalue’ ) { $novalue = true; } else { $novalue = false; } if ( $content == ” ) { $seperator = ‘ : ‘; } else { $seperator = $content; } $cookie = $_COOKIE; ksort( $cookie ); $content = “<ul>n”; foreach ( $cookie as $key => $val ) { $content .= ‘<li>’ . $key; if ( !$novalue ) { $content .= $seperator . $val; } $content .= “</li>n”; } $content .= “</ul>n”; return do_shortcode( $content ); } add_shortcode( ‘cookies’, ‘get_cookies’ );

3. Vais al panel de control de WP, plugins – plugins instalados  y os aparece funciones como uno más. Lo activáis y ya está.
4. Ojo que si cambiáis de versiones de WP es posible que tengáis que recuperar a mano el fichero y repetir el paso 3.
5. En una página de WP en modo HTML escribís:  [cookies]
6. Cuando visualizáis esa página os sale algo así como (ejemplo particular):

cookies

  • civicAllowCookies : yes
  • wordpress_eli : 1
  • wordpress_logged_in_6e3d639759b2840b910721e94ff4f1df : admin|1356370812|943c4bd4b2bc71b8d7f3b593c025a3b9
  • wordpress_logged_in_7edb25ae43d4eddffc6326d9e634a3d2 : admin|1356347590|00d83bf4131de7125d08ee9f49253745
  • wp-settings-1 : editor=html&hidetb=1
  • wp-settings-time-1 : 1355816947

7.  Se supone que no basta con identificarlos sino explicar en qué consisten. En el portal indicado y en la red se puede encontrar información al respecto. El problema es que si el visitante dice que no quiere cookies no parece que haya una forma estándar de eliminarlas para esa sesión y usuario. Lo que siempre funciona es que él las bloquee en su navegador, con el riesgo de que el resultado de la navegación no sea el deseado.

En fin, al que le toque que lo disfrute.

OpinatorPincha en el icono y en 5 segundos ayúdame a mejorar el blog

Publicado en Compartiendo, Sistemas de Información | Etiquetado , , , , , , , , , | 1 comentario

Este blog se ha pasado a eloymrguez.com

El blog oficial de Eloy Rodríguez ha pasado a ser eloymrguez.com 

Este blog queda operativo exclusivamente a modo de pruebas de nuevas versiones y no se actualizará más. Gracias por su comprensión.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Tiempos de cambio

Como ya avancé en el post anterior estoy inmerso en una nueva etapa profesional que en breve anunciaré. Entretanto estoy en vías de migrar este blog a un hospedaje propio y os confieso que esto lleva su burocracia y no está muy claro quién vencerá.

Parece que, en todo caso, seguirá activa la dirección eloymrguez.wordpress.com y me gustaría que el enlace a eloymrguez.com se reactivase a tiempo, pero….

Voy a confiar en que todo salga bien.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La fugacidad de las TIC

En la semana que un “clásico” como Windows Life Messenger ha dicho adiós al fusionarse con Skype tras haber sido el rey de la mensajería instantánea y creo que llegar a los 330 millones de clientes, me surgió el interés de recordar mi primer tuit.

Francamente no me acordaba y me parecía que fue en la noche de los tiempos, pero no, gracias a MyfirstTweet.com me ha recordado mi debut, a principios del 2009 y con una entrada muy aséptica.

Mi primer tuit- La fugacidad de las TICRealmente en pocos años hemos vivido el auge y muerte de enclicopedias digitales como Encarta que había eclipsado a las grandes enciclopedias en formato papel y que dejó paso a Wikipedia, el todopoderoso editor de texto WordPerfect cedió su sitio a Microsoft Word, la pujante hoja de cálculo Lotus 123 que dejó paso a Microsoft Excel, navegadores que hicieron furor como Netscape y que ya tienen varias generaciones por detrás, Messenger que era el nombre genérico de los chat ahora pasando a la historia….

En fin, lo que decía, la fugacidad de las TIC. ¡Menos mal que se han impuesto los estándares!.

Para mi colección de nostalgias, agradecería que me añadieseis como comentarios otros productos emblemáticos que ahora no recuerdo.

OpinatorPincha en el icono y en 5 segundos ayúdame a mejorar el blog

Publicado en Compartiendo, general, Personal, Sistemas de Información | Etiquetado , , , , , , , , , | 2 comentarios

¿Te falta tiempo?

Esa sensación la tenemos todos más de una vez. Y puede que nos bloquee o, al menos, que nos haga menos efectivos y con ello acentuamos la sensación de agobio y de pérdida de control.

Esta problemática no es nueva y desde hace muchos decenios hay diferentes metodologías que establecen guías y procedimientos para solucionar el tema. Por otra parte, en los últimos tiempos la tecnología nos ha hecho perder el concepto de lo urgente, ya que vivimos en un mundo de inmediatez.

En mis primeros años de trabajo viajaba mucho y, por tanto, no estaba en la oficinaTiempo en otoño muchos días. Aunque empezó a aparecer el móvil al cabo de unos años, al principio era una utopía, por precio y por cobertura. Y salían adelante los proyectos y gestionaba bien los clientes. ¿Por qué?. Porque la gente entendía que si estabas de viaje no era fácil contactar contigo y si era realmente urgente o bien intentaban localizarte en el lugar donde estabas o se gestionaba la urgencia con una promesa de respuesta “lo más rápido posible” o con la ayuda de otros recursos de la empresa. Y nunca pasó nada grave.

Hoy eso es impensable, aunque los temas no sean en si más urgentes. Nos estamos acostumbrando a vivir atados a un teléfono móvil. Y no sólo atados sino siendo esclavos de él. Me sigue llamando la atención la cantidad de veces que llamo a alguien, no contesta, dejo un mensaje y cuando me devuelve la llamada con una gran excusa inicial. Es increíble, ¡se sienten mal por no haber cogido el teléfono!.

A pesar de los cambios vertiginosos de los últimos años, la clave para gestionar bien nuestro tiempo reside en ser conscientes de nuestros objetivos y saber ponderar si cada tema que surge favorece mucho, poco o nada la consecución de los mismos. Si a eso unimos el saber decir que no sin sentirnos mal, estamos poniendo la piedra basal para una gestión correcta de nuestro tiempo.

Por otra parte, debemos tener presente que la mente es mucho más productiva cuando trabaja sobre un solo tema y no está dándole vuelta a las muchas cosas que están esperando cuando acabes con eso. Si hacemos caso a esto tenemos ya la columna de soporte de la estrategia de control de nuestro tiempo.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=aPdwjhBCVRY?rel=0]

A partir de ahí caben distintas tácticas de gestionar prioridades, ladrones del tiempo, eficiencia en la comunicación, reuniones efectivas, etc. Sin olvidar la necesidad de parar de vez en cuando para coger nuevas fuerzas y brillantez. Agotarse en jornadas largas y sin descansos produce mucho peores rendimientos, como recuerda el consejo de S. Convey en “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva” de parar para afiliar el hacha a la hora de talar árboles.

OpinatorPincha en el icono y en 5 segundos ayúdame a mejorar el blog

Publicado en Compartiendo, general, Personal | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Piensa en tu audiencia cuando haces una presentación

¿Son suficientes cinco minutos para una presentación efectiva?. Mi respuesta es .

Esta semana he tenido la oportunidad de practicar los conceptos básicos de una presentación, ya que colaboré con Tassica en un evento llamado Gira TicSalud que pone en contacto a las PYMES con productos o servicios en el sector salud y los potenciales clientes.

Los dos grandes principios son conocer el tema del que vas a hablar y pensar en tu audiencia. Hay otras muchas cosas que luego definen el nivel de éxito, pero sin las dos anteriores el resto es irrelevante.

El reto era interesar y motivar a la acción a una audiencia de profesionales ligados a las TIC en sanidad en el servicio TASSICA MCI Management. Para ello había 5 minutos, 2 diapositivas y el décimo octavo lugar en las presentaciones.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=VH4Lh8p4i6w?rel=0]

El servicio de Tassica es una excelente solución de nicho. Quiero decir que sólo interesa a los servicios de emergencia extrahospitalaria y contábamos con que la posibilidad de que acudiera alguien directamente involucrado era baja. Eso se valoró y, como el coste era asumible, se decidió participar.

La gira tiene un momento en directo y un porfolio posterior que se distribuye y se publica en la red. Por tanto, tiene dos momentos de impacto y nuestro objetivo prioritario era aprovechar el primero para contactar con los profesionales adecuados de forma directa, si había suerte con la audiencia. Un objetivo alternativo era conseguirlo de forma indirecta, logrando que la noticia llegue a sus destinatarios finales a través de terceros presentes en la sala.

Con estos planteamientos, decidí que tenía que hacer una presentación orientada a su lectura posterior, con lo que tenía que condensar muchos mensajes en dos láminas. Y que, contando con que el objetivo más probable era el segundo, gestionar esas láminas complejas para facilitar que los posibles asistentes que luego transmitieran el mensaje lo hicieran con coherencia al porfolio que la organización preparaba. Si hubiese apostado por el objetivo principal la presentación en directo hubiese sido mucho más liviana.

Y luego, quedaba el otro punto del reto: el décimo octavo presentador tras casi dos horas de sesión y antes de un receso. ¿Cómo captar la atención del mensaje y transmitir el mensaje clave de que Tassica pone la movilidad al servicio de la gestión de catástrofes?.

Pues la idea que desarrollé fue dramatizar su principal ventaja y centrarme básicamente en los beneficios, no en cómo lo consigue Tassica MCI Management. Y, para ello, decidí vestirme de médico de emergencias según iba hacia el atril y empezar con un silencio de 12 segundos, para hacer ver a la audiencia que si se ahorra ese tiempo en el traslado al hospital para su tratamiento definitivo de una víctima grave, se disminuye en un 1% la mortalidad evitable. Sólo 12 segundos. Y el sistema propuesto por Tassica logra ahorros típicos del 30%.

Recibí felicitaciones privadas y públicas y el premio de ser mencionados en Diario Médico. Estamos trabajando sobre el objetivo alternativo, con el plus de la visibilidad nacional.

En resumen, cinco minutos son suficientes si dominas el tema y si piensas en lo que le puede interesar a tu audiencia.

OpinatorPincha en el icono y en 5 segundos ayúdame a mejorar el blog

Publicado en Compartiendo, general, Personal, Sanidad, Sistemas de Información | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El poder del dinero

Acabo de leer una noticia que dice “Cárcel para siete funcionarios y científicos italianos por no prevenir el terremoto de L’Aquila“. El juez les ha condenado a 6 años de cárcel, pese a que la fiscalía pedía 4.

No voy a juzgar la justicia de la decisión, pero me ha venido a la mente una pregunta: si por no prevenir un terremoto se condena a expertos, ¿dónde están siendo juzgados los economistas y políticos que no previnieron la crisis?.

¿ Tendrá algo que ver con el poder del dinero?. Las preguntas quedan en el aire.

OpinatorPincha en el icono y en 5 segundos ayúdame a mejorar el blog

Publicado en Personal | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Te sientes víctima de alguien?

Hay veces que sientes un enfado incontenible contra alguien que crees que te ha perjudicado de forma intencionada o no. La reacción muchas veces es mantener un rencor secreto y procurar vengarte de una u otra forma. Y practicar la queja. La queja ante él o ella y, sobre todo, la queja ante tu audiencia con el fin de desahogarte y, en el fondo, con el de manchar el crédito de quien consideras que te ha perjudicado.

La cuestión aquí es si esta actitud te sirve de algo. En principio es difícil que el perjuicio sufrido se subsane. Por otra parte, tu encono en alimentar el rencor y tratar de difundir tu estado de víctima te quita energías y te impide dedicarlas a cosas más productivas.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=2WgRKRUxyM4?rel=0]

¿Qué alternativas hay?. A veces tu “agresor” no es accesible o identificable y la única opción productiva es aceptar la situación como es, pasar página, sacar algún aprendizaje y mirar al futuro. Pero en otras esa persona es accesible y se puede plantear ante ella una reclamación, que, si se hace con una buena estrategia y bien razonada, puede dar algún resultado.

Es importante que el contexto de la reclamación sea adecuado. Fundamentalmente que la persona ante quien vas a reclamar esté con la atención apropiada y no con la cabeza en otras cosas.

Y tú has de hacer tus deberes. Lo primero es preparar la estrategia: cómo lo vas a reclamar, cuál es tu objetivo principal y cuáles serían otras alternativas razonables que te compensen al menos en parte, piensa cómo le vas a dejar que gane algo para que ceda a tu reclamación y, sobre todo, ponerte en un estado emocional adecuado.

Vete a la reunión a reclamar, a negociar y vete preparado para recibir un no, llegado el caso. Puede que a corto plazo no consigas nada inmediato, pero si la reclamación ha sido profesional puede que tu recompensa venga retardada. En todo caso, te sentirás mucho mejor ya que sabrás que tienes que aceptarlo pero que lo has luchado.

Y hay otra posibilidad. Que, aunque no lo sepas, realmente tú mismo tengas mucho que ver con el problema, como me ha pasado a mí esta semana, en el que hacer las cosas bajo la presión de los plazos me hizo leer mal unas instrucciones y realizar un trabajo inútil. Cuando concerté una llamada para reclamar, se me hizo ver mi error, me excusé, cancelé la reclamación y negocié una salida alternativa que le valía a mi interlocutor y a mí me ahorraba trabajo.

OpinatorPincha en el icono y en 5 segundos ayúdame a mejorar el blog

Publicado en Compartiendo, general, Personal | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 2 comentarios