La confianza es imprescindible para conseguir resultados

Los que practicamos deporte sabemos que cuando hay confianza los resultados son extraordinarios y, por el contrario, cuando estamos oyendo a ese yo que nos dice las muchas cosas que no hacemos bien o las posibilidades de fallo, el resultado es penoso.

Y lo mismo en los equipos deportivos. Cuando se ha generado confianza, los fallos queexito-deportivo uno puede tener son asumidos y compensados por el equipo y, además, se preocupan de animarte para la próxima vez. Por contra, cuando la confianza ha huido de un equipo, los resultados también se marchan con ella.

En la vida profesional esto es igual, aunque se tarda un poco más en apreciar los resultados. Si en un equipo hay confianza, la gente sabe hasta dónde puede dar de sí cada uno y sabe que da el 100% y, si un día alguien no puede con algo, el resto se auto-regula y busca soluciones para que el objetivo común se cumpla. Y se disfruta en el trabajo.

Yo he vivido experiencias en las que un proyecto en su fase comercial parecía una utopía pero había un fantástico equipo que aportaba ideas, motivación y trabajo y, al final, se consiguió la segunda mayor operación de toda la historia de la subsidiaria española. Pero lo bueno vino después, porque se hizo una implantación en un tiempo record y confianza-wmen circunstancias adversas tan exitosa, que hasta un vicepresidente mundial tuvo que venir a verla con sus ojos para creerlo.

Por el contrario si no hay confianza la gente recela de los otros y, sobre todo, si hay alguien que su incompetencia, apatía o egoísmo se desentiende del objetivo común y de sus propias competencias y compromisos. En estos casos, puede que al principio sus compañeros asuman alguna de sus tareas para que el objetivo común no se resienta, pero pronto eso se acaba y la dejadez se apodera del grupo y con difícil recuperación.

Otra situación que se produce en empresas con políticas de resultados a corto plazo muy agresivas es la feroz competencia entre departamentos, ya que la compañía lo provoca asumiendo que se maximizan resultados. Y a corto plazo es muy posible, pero se va matando la confianza entre grupos de forma que a nadie le importa el objetivo colectivo sino el departamental y la coordinación y colaboración se resienten. Eso quema a muchos profesionales y se trasluce a los clientes que no entienden esas guerras que le afectan en una menor calidad de servicio. A corto plazo puede que no les quede otro remedio que aguantar, pero lo guardan para el siguiente proyecto.

La confianza se puede entrenar. En melioora estamos en formación permanente para ofrecer el mejor servicio y mi socia Gloria García Ruíz ha publicado un post en el blog de melioora sobre un taller al que asistió hace poco y sus conclusiones sobre la confianza. Os lo recomiendo encarecidamente.

 

Esta entrada fue publicada en general, melioora, Personal y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 Respuestas a La confianza es imprescindible para conseguir resultados

  1. Pingback: La autoconfianza es buena en dosis correctas | Camino al Futuro

  2. maria jesus garcia ojosnegros dijo:

    Y la sinceridad , ¿dónde colocaremos la sinceridad y la legalidad?
    melioora ,te necesitamos.

    • admin dijo:

      La sinceridad es componente necesario aunque no suficiente de la confianza. La legalidad va en otra dimensión y personalmente la considero muy ligada a la ética.

      No se me interprete mal, pero pudiera haber equipos con grandes resultados fuera de la legalidad. Pensemos en un equipo de ladrones con plena confianza entre ellos o posibles grupos políticos clandestinos trabajando fuera de la legalidad en un régimen dictatorial. En estos dos casos, los resultados difícilmente serían buenos si no hubiese confianza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *