Actuar ante la crisis

Recientemente en mis conversaciones con conocidos les pregunto cuáles son sus tres mayores anhelos profesionales. De alguna manera todos me han contado antes lo duro de la crisis y cómo les está afectando en sus ingresos, pero ante esa pregunta coinciden no en el dinero sino en su carrera profesional  y su disfrute en el trabajo. El tema económico les ocupa pero no entra en sus tres primeros deseos de mejora.

Y algunas personas que no tienen trabajo también me hablan de sus pJerarquía de necesidades según la Pirámide de Maslowlanes, de las pocas y nada atractivas oportunidades que detectan y de lo que están haciendo para cambiar la situación. Por ponerlo en contexto, estas personas forman parte del colectivo de profesionales con experiencia, con un nivel económico medio cuyas necesidades están en la banda media o media-alta de la pirámide de Maslow.

Si esto es general, cosa que me inclino a creer, estaríamos ante un escenario de resignación en el que reina la desmotivación. Y ese estado emocional es muy poco productivo para idear soluciones personales o colectivas para aprovechar la coyuntura para reinventarse y poder disfrutar de la vida profesional.

Nos bloquea el miedo y nos ponemos barreras y excusas para justificar nuestra resignación. Y muchas de esas barreras son interiores y se pueden derribar.  Las tiene que vencer uno mismo, bien porque es capaz por sí solo de replantearse algunas de sus perspectivas sobre cómo interpretar la realidad, bien leyendo algún libro de autoayuda, o con ayuda externa de formadores, mentores o coaches.

Y quiero acabar con una reflexión sobre el partido de fútbol que ayer vi por la televisión entre el Sevilla y el Barcelona. Independiente del resultado y las polémicas, había dos equipos que tenían un gran motivación y un plan de acción, que habían planificado unas estrategias y que tenían unos líderes que apostaron por lo que creían y habían inculcado a sus jugadores, incluso cuando las cosas iban mal. Si hay motivación es posible conseguir resultados extraordinarios.

¡Pasa a la acción!.

OpinatorPincha en el icono y en 5 segunos ayúdame a mejorar el blog

Esta entrada fue publicada en Compartiendo, general, Personal y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *