¿Qué se puede hacer para solucionar la situación actual?

El pasado viernes al final del taller de Coaching Ejecutivo para Emprendedores que celebramos en Opinno se abrió un debate sobre qué se podía hacerPrimavera-145x145-wm no sólo para mejorar como profesionales sino cómo mejorar la situación del país.

Afortunadamente nadie tenía la solución. Y ¿por qué digo afortunadamente?.  Porque sería muy triste si hubiese una solución y nadie la estuviera poniendo en práctica y porque, como trabajamos en el taller, un cambio de perspectiva cambia la realidad para cada uno, por lo que esa sería la solución para una persona en un momento y situación concreta, pero difícilmente sería considerada como tal por muchos otros ciudadanos.

Pero lo que sí vimos es que si cada uno hace por mejorar su vida, ello anima a otros y contagia y algo de efecto vírico puede tener. Eso no quiere decir que la solución pase por intentar pasarlo uno bien y aislarse de la realidad que lo rodea, pero cómo cada uno ayuda a mejorarlo es algo muy personal. Lo importante es no bloquearse en la resignación y encontrar el estado de equilibrio personal para poder tomar las mejores acciones.

El uso de lenguaje positivo creíble es muy importante, ya que ayuda a que se segreguen hormonas que dan sensación de felicidad y que te permiten ser más creativo, inteligente y activo.

El pensamiento y lenguaje positivo es muy importante para empezar a dar un giro a nivel personal a una desmoralización galopante que abate a muchas personas. Pero tiene que ser sincero. Pongo un ejemplo: estar todo el día quejándose de la crisis es absolutamente contraproducente. Ir diciendo que no la hay, también, ya que en el fondo nos damos cuenta de que nos estamos engañando para no asumir lo que creemos.

Ayer departiendo con mis compañeros tras una actividad deportiva me preguntaron por melioora y les dije que estaba animado porque veía que la idea le gustaba a la gente, las actividades eran muy bien valoradas, ya estábamos facturando y teníamos unas enormes ganas y actitud proactiva para aprender de los errores y reencaminarnos. Una de las personas comentó que era la primera vez en dos años que oía un comentario positivo.

Si hubiese dicho que nuestra empresa va maravillosamente, lo mismo que el país, me hubiese sonado a falso y hubiese servido para plantearme dudas de si estamos bien encaminados o somos locos.

Una forma de dar un giro en positivo a nuestras ideas y frases es enfocarse en lo que estás haciendo o podrías hacer para conseguir el éxito, asumiendo que realmente es así. Por ejemplo si tu relación con tu jefe directo es mala, en vez de decir algo así como “mi jefe no me hace caso y solo se centra en su interés”, podría formularlo en “estoy intentando entender por qué la relación con mi jefe no es fluida y ver qué puedo hacer para mejorarla”. Eso sí,  si no estás haciendo nada, el propio lenguaje te pone en la pista de cómo actuar.

Esta entrada fue publicada en coaching, Eloy M. Rguez, taller, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *