El líder crea el futuro

Voy a iniciar una serie de artículos sobre el liderazgo desde distintos puntos de vista. Y lo voy a hacer desde la acepción primera de la Real Academia Española de la Lengua: “Persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como jefe u orientadora”.

La primera observación es que ni un jefe es necesariamente un líder – todos conocemos ejemplos de organizaciones en las que el poder lo ostenta unaLiderazgo-1 persona sin la capacidad de que su grupo le siga- ni un líder tiene que ser jefe -hay liderazgos naturales en los grupos por personas que no son jefes.

Dentro de un equipo, la existencia de un buen jefe-líder es un factor importante a la hora de la consecución de resultados extraordinarios. Pero ¿es el único líder que debe de haber en un equipo?. Mi respuesta es que no. Si todos y cada uno de los miembros tienen su liderazgo en los temas de su competencia y el líder máximo consigue orquestar todo ese potencial las posibilidades de ese equipo de ser extraordinario son muy altas.

Es cierto que, en ocasiones, se habla de choques de liderazgo, pero en esos casos estamos en una mera lucha por el poder, que no tiene mucho que ver con el bien del equipo. También es cierto que ciertos jefes no quieren que nadie les haga sombra y quieren equipos obedientes y sumisos, que no cuestionen sus actuaciones. Unas veces es la cultura de esa organización y otras sólo la actitud defensiva de un jefe inseguro.

También quiero dejar constancia de que hay quien piensa que no es necesario el liderazgo para que un equipo tenga éxito y señalan a equipos basados en la ”redarquía” -equipos en red que eligen sus propios jefes-. Mi punto de vista es que la gran diferencia es que en estos sistemas el grupo elige a los líderes y en otros modelos empresariales es la jerarquía quien va designando a los jefes- líderes. Al final el liderazgo está presente de una forma u otra.

Un punto de vista más productivo de ver el liderazgo nos la proporciona Rafael Echeverría en su Ontología del Lenguaje, afirmando que los líderes son diseñadores del estado de ánimo de sus comunidades, generadores de nuevas posibilidades a sus comunidades e impulsores de las acciones que hacen posible alcanzarlas.

Los líderes son personas que normalmente declaran como posibles cosas que otros no las ven como tal y son capaces de actuar para que sus organizaciones les sigan y produzcan esos resultados extraordinarios.

Todos creamos día a día nuestro futuro. Los líderes crean el futuro de las organizaciones y, por tanto, fortalecer el liderazgo personal facilita el desarrollo y la carrera profesional. El coaching ejecutivo ayuda a los profesionales a tomar conciencia de sus fortalezas y puntos de mejora en relación al liderazgo, definir sus objetivos en este campo, diseñar un plan de acción y ejecutarlo.

Esta entrada fue publicada en coaching, Eloy M. Rguez, equipos, liderarzgo, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *