Indicadores

Los resultados de ventas en las grandes superficies son usados como indicadores de la situación económica, los visitantes a la oficina de turismo como indicadores del nivel de vistantes, las lluvias en temporada invernal pronosticadores del nivel de polen primaveral, etc.

Estas navidades viendo un partido de fútbol por la tele me vino la idea de que el fútbolfutbol también puede ser usado como indicador del nivel ético de una sociedad. Todo partió de una jugada en la que un conocido futbolista hispano-brasileño dio un pelotazo horroroso que se salió fuera  con una trayectoria inesperada.

Empezó a gesticular pidiendo corner y así lo pitaron. Las cámaras demostraron que el defensa nunca se había acercado a menos de un metro del balón y que la trayectoria inesperada fue consecuencia de un mal golpeo.

Los comentaristas rieron la “gracia” diciendo que había sido muy “cuco”, y valoraron lo mucho que aportaban al equipo sus marrullerías. Y hay aficionados que no quieren que represente a España con la selección porque “no es español”, no porque represente unos valores contrapuestos a los que, sobre el papel,  la selección debería de tener, aspirando a ser campeona por su juego de equipo, el alto nivel técnico de sus deportistas y una motivación extraordinaria.

Al siguiente día, otro joven delantero se ayudó del brazo para meter un gol en el último minuto. En ese caso, el gol confirmaba una victoria que ya tenían casi conseguida. Entrevistado a la salida aceptó sin ningún rubor que efectivamente se había ayudado un poco pero restó importancia al tema.

Unos apoyos ventajososcientos de aficionados de un club de primera recaban firmas para pedir un indulto para un reciente expresidente de su equipo que ha sido condenado ya en firme a unos 7 años de cárcel por estafar a una administración pública en sus labores profesionales particulares. Total…..

La UE inicia un expediente informativo sobre siete clubes de fútbol sobre posibles apoyos ventajosos de las administraciones públicas. Dos ministros deciden librar una cruzada para defender la “marca España”. La cruzada no es para apoyar la investigación sino para boicotearla.

La corruptela está bien vista. El fin justifica los medios. Para mí es un indicador de la decadencia ética del momento en que vive España. Y teniendo en cuenta las audiencias televisivas y el decantado liderazgo entre los jóvenes como deporte de referencia me temo que el aprendizaje de que las corruptelas son buenas con tal de que no te pillen seguirá calando.

Claro, cuando luego estas personas lleguen a puestos de responsabilidad en empresas o en la administración, seguirán considerando que no pasa nada por ser nepotista, favorecer al amigo o a quien te aporta una buena gratificación. Mientras se entrenan para ello con trabajos en negro, sin IVA o medio IVA, se toman bajas fraudulentas, tienen trabajadores sin asegurar, se saltan las normas de seguridad, adulteran tacógrafos, aparcan en doble fila, etc.

Para acabar con un pensamiento positivo, he leído que el futbolista Raúl González ha cerrado su carrera con 700 partidos al máximo nivel sin ninguna expulsión y con sólo 19 tarjetas de amonestación. El juego limpio es posible. La convivencia con ética, también.

Esta entrada fue publicada en Compartiendo, general y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *