Financiación en la crisis y las empresas vampiro

José María Casero, consultor financiero creador de Alkanza Asesores Bancarios desarrolló ayer en el Aula Madrid Tecnología un taller sobre “Financiación para PYMES… en los tiempos que corren” enmarcada en el programa “Mejora tu negocio“.

Hacía tiempo que no asistía a una presentación tan amena y útil para los que estamos en el camino de convertirnos en emprendedores. Su magnífico planteamiento y su claridad de exposición no solo nos hizo ver que en tiempos de crisis las cosas son más difíciles, pero que si lo haces bien tienes muchas más posibilidades de conseguir la financiación que tu empresa necesita.

Resumiendo mucho, la probabilidad de éxito buscando financiación aumentará si piensas que tienes que “vender” el proyecto de tu empresa al banco, es decir, lo consideras que es tu cliente ya que al fin y al cabo te va a prestar dinero para financiar la empresa si tu “producto” le aporta valor (credibilidad, viabilidad, poco riesgo, etc.). Y, lo mismo que en la venta, es necesario un trabajo previo, una credibilidad, un producto con valores adecuados al cliente y una aproximación profesional.

Pero lo que más me llamó la atención fue cuando habló sobre la caducidad de los Foto de un vampironegocios y las empresas vampiro que no son viables pero que resisten a desaparecer y en su desesperada lucha por la supervivencia chupan la sangre a la competencia con ofertas desesperadas que sólo aceleran su muerte.

Yo me he encontrado varias veces luchando contra ofertas increíbles, no por su competitividad sino porque con tal de retrasar un fatal desenlace se comprometían a todo a un precio ridículo. Lo peor es que también conozco clientes que se han dejado morder por esos vampiros y su vida ha quedado dañada (no sé si también se habrán vuelto vampiros).

OpinatorPincha en el icono y ayúdame a mejorar el blog en 5 segundos

Esta entrada fue publicada en general, Personal y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *