La Felicidad como Respuesta a la Crisis

Con este sugestivo título Antonio Fontanini, encargado de la dirección académica del Programa de Desarrollo Directivo “Generando una Actitud Emprendedora” queFoto de Antonio Fontanini, EOI presentaba en sociedad la Escuela de Organización Industrial, dio una conferencia en la sede de dicha escuela.

La más de cincuenta personas que asistimos disfrutamos de una conferencia muy visual y de la que quiero reseñar alguna píldora de las que compartió con la audiencia. Comentó que cambiar es el primer paso para la felicidad, que la felicidad está en el camino y no es la meta y que la felicidad tiene mucho que ver con la ausencia de miedos.

Destacó que en una situación de crisis como la actual vemos una realidad distorsionada porque nos centramos en ver sólo lo que se quiere ver (en este caso lo malo), mientras que lo bueno está ahí pero no lo percibimos. Recordó que existe un periódico digital que sólo publica buenas noticias: el Huffpost Good News. Es la versión norteamericana y no estaría de más que la recién estrenada versión española adoptase la idea.

También recordó que los datos demuestran que la vida ha mejorado mucho en los últimos 100 años, por lo que debiéramos valorar adecuadamente lo positivo, por ejemplo que la esperanza de vida se haya multiplicado por dos, los ingresos per cápita por 3, la mortalidad infantil se haya dividido por 10, o el coste de las comunicaciones por 1.000.

Y señaló como protectores de la felicidad el hablar solo, el hacer deporte, diversificar actividades, el pensamiento positivo, el humor, pensar en equipo, etc.

Edificio de la Escuela de Organización IndustrialLuego pasó al plano más empresarial, en donde defendió con ejemplos que la felicidad contribuye notablemente a los resultados empresariales. Y también comentó que el programa es muy diferente a todo lo habitual. Es para acometer la gestión de empresas con una actitud emprendedora con iniciativa, creatividad y pasión en el trabajo en vez de obediencia, diligencia y conocimiento que eran los valores del siglo XX, como forma de diferenciarse ya que en el terreno de la competición con los valores clásicos hay que competir con países que hacen lo mismo pero 20 ó 30 veces más barato.

Señaló que en las empresas “la cultura se come la estrategia en el desayuno” y referenció muchos casos de éxito innovadores y una experiencia en la que está metido para niños de 9 a 14 en el mundo del emprendimiento con el proyecto Thinkids Project.

El programa consta de cuatro grandes módulos: Mercados, clientes y crecimiento,Logotipo de la Escuela de Organización Industrial, EOI Colaboración, Innovación y Organizaciones y entornos públicos, todo ello conglomerado por una metodología de un desafío de negocio que cada alumno decidirá y trabajará. Más información en este enlace.

OpinatorPincha en el icono y en 5 segunos ayúdame a mejorar el blog

Esta entrada fue publicada en general, Personal y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *