El coaching ¿ángel o demonio?

Hace pocos días estuve en el II Congreso Internacional de Coaching Ejecutivo-Organizativo y Mentoring organizado por AECOP y tuve la Congreso-AECOP2-145x145oportunidad de escuchar a representantes de diferentes empresas cómo aplicaban el coaching en sus organizaciones y el beneficio que aportaba.

Por dar unas pinceladas, en mis notas resalté que Juan Carlos Lozano, presidente de DIR&GE, en base a su experiencia como coach en su propio equipo definió los valores que llevan al éxito: autonomía, confianza, motivación, enfoque, asertividad, objetivo, actitud, convicción, coherencia y constancia.

Pilar Sesé, responsable de Leadership Consulting en Lee Hecht Harrison explicó la exitosa experiencia de coaching con los equipos de asesoramiento en la recolocación y resaltó que asumir la vulnerabilidad es la clave de la confianza.

Carmen Codoñer, responsable de RH para el Sur de Europea en Hasbro afirmó que el coaching permite explorar nuevos territorios, la innovación, las relaciones gano-gano y disfrutar de lo que se hace.

Cuando alguien tiene un coach y le va bien se convierte en un embajador del coaching. Las empresas viven de resultados y ella ha visto una correlación entre los resultados de países donde ha habido apoyo de coaching y donde no, con mejoras del 17% de los crecimientos.

Desde su experiencia, para que el coaching tenga éxito señaló varias claves: la adecuación coach-coachee (“química”), la actitud por ambas partes, humildad (el éxito es del coachee), expectativas bien fijadas y un plan concreto sobre el que actuar (compartirlo con el equipo y recibir feedback es muy poderoso), un coach no es el sustituto del jefe y usar el coaching para mejorar objetivos empresariales, no en problemas del desempeño.

Congreso-AECOPRosa Urtubi, directora de la unidad de hospitales en Merck, explicó que el éxito de las empresas se fragua en tres áreas:  financiera, clientes y empleados. Explicó que los efectos de la crisis llegan a los empleados como miedo, desconfianza y cambio de sensación de pertenencia a la de permanencia. El coaching aporta valor en las tres áreas, potenciando el sentido de pertenencia, de equipo, la confianza, el desarrollo y la autoestima a los profesionales; el aumento de resultados y fidelidad gracias a  la escucha y la conexión emocional y, por último, potenciando los resultados vía aumento de la competitividad,  la rentabilidad y la estabilidad.

Mario Fernández, HR BP manager en Microsoft, nos comentó como el desarrollo del talento está en el ADN de la compañía con numerosas herramientas online y con el coaching y mentoring instaurados como estándar en los cuadros directivos. A nivel nacional están promoviendo el contacto con el coaching a todos los profesionales, promoviendo una oferta anual de una sesión de coaching a un elevado cupo de la plantilla y alentando su iniciativa personal para acercarse a estos servicios.

Todo eso está muy bien, pero el coaching también tiene su parte de demonio. Lo cierto es que en mi aproximación a los profesionales descubro desconocimiento, desconfianza y hasta rechazo (el coaching es “demoledor”). De esto abundaré en otra ocasión.

AECOP tiene como objetivo promocionar la imagen del coaching ejecutivo y se palpa una preocupación por elCalendario-meliora intrusismo, que daña la imagen pública del mismo, aunque una visión más productiva de la situación es que sólo lo hay en sectores pujantes.

Abundando en el  desconocimiento, Alfonso Tezanos, vicepresidente de CEPYME afirmó que las pymes y las micro-pymes  ven el coaching como algo inaccesible o no lo ven.  Malo para ellas y malo para los profesionales del coaching. Es un campo en el que ambas partes están llamadas a colaborar.

La pregunta para acabar es: ¿conoces el coaching ejecutivo de primera mano o te dejas llevar por lo que dicen?. Desde melioora ofrecemos coaching ejecutivo CORAOPS con el máximo rigor y realizamos talleres para que lo disfrutes y lo conozcas de primera mano.

Más información sobre temas del congreso aquí: excelencia, las fortalezas y disfrutar en el trabajo.

Esta entrada fue publicada en coaching, disfrutar, Eloy M. Rguez, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a El coaching ¿ángel o demonio?

  1. Pingback: melioora cumple seis meses | melioora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *